Tengo sin ti tu amor

Tengo sin ti tu amor

 

Tengo esta eternidad de pocas horas

tengo esta infinitud que en ti termina

una ciudad que empieza en nuestra esquina

y una verdad que es falsa si tú lloras.

 

Tengo mi soledad en la que moras

y no sé adónde va ni si camina,

tengo este fulgor viejo en la neblina

de un mundo en que me pierdo sin auroras.

 

Tengo este porvenir que condecoras

con tu precisa luz, con tu vecina

y terca libertad, en que me ignoras.

 

Tengo sin ti tu amor, toda una inquina

de versos sin color, de mil demoras

y

(Leer más)

A tu belleza

A tu belleza

                        (Shakespeare revisitado)

 

No eres bella ni bello por ufano,

es la naturaleza quien lo quiso,

su molde guardó en ti aquel paraíso,

no lo escondas, más bien, llévalo a mano.

 

Y sonríe y reparte ya temprano

tus galas, tu hermosura, tanto hechizo,

que se sepa que no exige permiso

compartir de tus dones el manzano.

 

No escuches al que diga que eres vano,

tu belleza es regalo y compromiso,

por tanto que la aprecie cada hermano.

 

De tus formas y tu alma es lo preciso

que por bellas las brindes, ya el gusano

su precio cobrará, lo

(Leer más)

Los dos caminos

Los dos caminos

 

Eran dos caminos, ambos tuyos,

uno lo elegiste y lo cruzaste,

otro lo perdiste y lo olvidaste

y en ambos oíste mil murmullos.

 

y todo está bien, que sin orgullos

sólo decidiste y caminaste,

casi sin razón, sólo marchaste

y en ambos brotaron mil arrullos.

 

¿Cuál era el mejor? Mira los yuyos

que en uno y el otro ya dejaste,

pues en ambos crecen tus capullos.

 

Ambos eran tuyos, tú avanzaste,

esa era la meta y sin barullos

quede todo atrás, que ya llegaste.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

http://letraskiltras.ning.com

 

25 05 16

Rumbo al mar de un para siempre

Rumbo al mar de un para siempre

 

¿Qué era todo ese pan de tus palabras,

la ciudad en tus bolsillos, cual migajas

que echabas en las calles a los perros

o que se hacían duras tiempo adentro?

¿Qué fue del preguntar por las quimeras

a la estatua del sur de aquella plaza,

a los héroes dormidos en sus tumbas

con hijos pordioseros en la patria?

¿Qué fue del profanar sueños lejanos,

aromas en las flores del futuro,

pestañas que cerraban la neblina

y abrían horizontes sin certezas?

¿Qué fue del pulular por bibliotecas,

por hojas de los árboles raídos,

por

(Leer más)

La encuesta express

La encuesta express

 

¿Pues qué hago aquí? Yo aquí trabajo.

¿Qué quiero aquí? Servir de amigo.

¿Y hay algo más? Sí, ser testigo.

de cuanto hay vivo aquí debajo.

 

No busco famas ni un atajo,

no quiero bienes ni un castigo,

sólo llegué y traje mi abrigo

y abrí mi piel de un solo tajo.

 

¿Y eres feliz? Serlo me trajo,

nacer feliz, venir contigo

y a todos dar de un mismo gajo.

 

¿Y si hay dolor? Doliente sigo..

¿Y si hay amor? Pues ya me bajo,

pues él es ya quien va conmigo.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

http://letraskiltras.ning.com

 

24 05 16

A tu caída

A tu caída

                        (Shakespeare revisitado)

 

El tiempo olvidará su gentil brillo

y aquello que fue hermoso hará despecho,

las flores que colgó en tu frente y pecho

él mismo arrancará, ya de amarillo.

 

No pidas ni el recuerdo más sencillo

de aquel bello color, de aquel estrecho

y grácil cuerpo que antes, satisfecho,

sus noches contempló cual regio anillo.

 

Todo lo oxidará tras el visillo

de otoños y de inviernos el derecho

de Cronos a tu piel y a su castillo.

 

Verás volverse ruinas en el lecho

tus galas, tu color, todo el ovillo

de gracias que la edad vuelve

(Leer más)

El poeta ante el mal

El poeta ante el mal

 

Venía por venir, porque me empujan,

porque algo habrá que hacer entre estas rosas,

algunos ya las venden como a cosas

y hay otros que en su espina se apretujan.

 

Los más con sus colores bien se embrujan

y pasan por pasar frente a las diosas,

la vida, dicen es, verlas hermosas

y ya, por no cortarlas, las dibujan.

 

Y hay otros que las cortan, las estrujan,

como a pañuelos secos, como a odiosas

figuras de un mal que no sobrepujan.

 

Con ellos yo me voy, caigo en sus fosas

y animo bajo el suelo

(Leer más)

El hombre que fue semilla

El hombre que fue semilla

 

No se fue, sigue debajo

de tu piel y de la mía,

no fue lobo en la jauría,

pero supo de su tajo.

No fue oveja, sí badajo,

no fue sabio, sí valiente,

todo lo dio por su gente,

aunque poco fuera suyo,

y a la tierra, sin orgullo,

se marchó, vuelto simiente.

 

De su nombre nadie supo,

era simple, era el que has dicho,

ese que sin un capricho

vino y dijo yo me ocupo.

De su dios no me preocupo,

que siempre algo conversaban

y, si acuerdo no lograban,

se miraban y reían

(Leer más)

Al testaferro

Al testaferro

                        (Shakespeare revisitado)

 

Si no lo creo yo, si yo no creo

¿cómo podré jurar que estuve vivo,

que todo lo que di es lo que recibo

de un mundo que me amó y me dio gorjeo?

 

Si no me miro yo, si no me veo

feliz de amar y ser, libre o cautivo,

¿cómo podré pedir, mientras miel libo,

que en mi hermano mejor sea el paseo?

 

Si no pretendo yo, que apenas leo,

que descifre el señor esto que escribo,

cómo algo he de dejar a tu recreo.

 

Y al fin, si yo no muero, si no

(Leer más)

La que viene

La que viene

 

Desértica, inconexa, familiar,

la página que viene es más pequeña,

en ella cabe todo lo que enseña,

en ella sólo escribe quien va amar.

 

Por eso ya se anota el sin hogar,

el réprobo, el insigne y la risueña,

la que todo lo dio por ser su dueña

y no tuvo ni piel en que habitar.

 

Es cierto que ninguno ha de quedar

después de que una lágrima halagüeña

la borre en las vitrinas de su mar.

 

Pero por mi ya puede hacerse leña,

que en ella escribiré lo que he de hallar

y tú me has

(Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar