Pinto

Pinto

 

Este era un hombre al que miraban hombres

con amor y deseo y más deseo,

que se negó en la luz a este recreo,

que alas dio en las sombras a sus nombres.

 

Tuvo mujer e hijos y pronombres:

sus odios su licor su devaneo,

su olvido al día siguiente, su mareo

y nunca un pretender otros renombres.

 

Puedes reir, puede que no te asombres

o que apuntes al señor del que te leo,

puedes querer ir tú con gentilhombres.

 

Yo tan sólo relato lo que veo,

no busco para nadie sobrenombres,

me lo contó un hermano y yo le creo.

 

16 03 11

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar